Centro de Estudios Teológicos "GOSEN" "Educando al Pueblo de Dios." En Convenio con CORPORACION EDUCATIVA FORMAR
  Geografia Biblica
 
 
“GEOGRAFÍA BIBLICA”
 

Introducción

 

Los individuos y los pueblos no viven en el vacío. Las casas que fabrican, las actividades comerciales y las gestiones políticas que los distinguen, y aun las herramientas y armas que utilizan revelan el ambiente físico en el cual viven. El clima y el terreno determinan las labores agrícolas, la forma de vestir y el tipo de vivienda. La flora y la fauna afectan los hábitos alimentarios. El comercio y el desarrollo industrial están íntimamente relacionados con la materia prima disponible y el acceso a los mercados de una región.
 

Las industrias marítimas se relacionan con la disponibilidad de puertos y el acceso al mar. Incluso la ubicación de las ciudades no es accidental; por lo general están ubicadas en lugares estratégicos para el comercio y el transporte. La topografía de la región afecta sustancialmente las fronteras y la administración de las ciudades. Es por todo eso que nos detenemos aquí a estudiar el mundo que está detrás de los relatos bíblicos. El conocimiento de ese mundo nos ayudará en la recta comprensión e interpretación del texto bíblico.


La geografía física del mundo de la Biblia


Ante todo debemos darnos cuenta de que el mundo de la Biblia no es solo el territorio conocido como “Tierra Santa”, es decir, Palestina. Si bien es cierto Palestina que es de suma importancia en la historia bíblica, el contexto geográfico que la rodea no lo es menos. Por lo tanto, antes de considerar la geografía de Palestina, daremos un breve vistazo a su contexto geográfico.


Babilonia
: En un principio, el territorio de Babilonia se extendía desde el Golfo Pérsico hasta la latitud 34o norte y se encontraba rodeada por los ríos Tigris y Éufrates. Limitaba al norte con Asiria y Mesopotamia, y al sur con el Golfo Pérsico. Al este, separada por una cadena montañosa, estaba Elam, y al oeste, el desierto Arábigo.


Pero las conquistas babilónicas extendieron su territorio, tomando Nínive y toda Asiria, Armenia, Palestina, Siria y Egipto.

Su privilegiada situación geográfica entre los dos ríos, Éufrates y Tigris, le dio mucha prosperidad, pues su territorio era irrigado por numerosos canales que hacían de la tierra un lugar fértil, que alimentaba a una gran población.


Asiria
: Asiria fue en un principio una provincia de Babilonia. El tiempo de su independización es desconocido, pero sabemos que ocurrió en algún momento de la vida del rey babilónico Hammurabi (1728 1686 a.C.). Su primer capital fue Asur, la que fue sustituida por Nínive posteriormente.

Asiria se encontraba en el llano de Mesopotamia. Su límite norte eran los lagos Van y Urmia; al este tenía a Media y al oeste el río Éufrates; en el sur su límite era Babilonia. Su territorio medía unos 450 kms. de norte a sur y unos 257 kms. de este a oeste.


Era un territorio altamente fértil y poblado. Sus habitantes fueron prósperos y civilizados.


Siria
: Geográficamente hablando, Siria es toda la región comprendida entre el continente asiático y el continente africano, entre la costa del Mediterráneo y el río Éufrates. Pero políticamente la región se ha dividido en Siria, al norte, y Palestina, al sur.


Toda la región de Siria está conformada por la costa oriental del Mediterráneo y el territorio que va desde el monte Tauro hasta cerca del Mar Rojo, que a su vez consta de dos cadenas montañosas y un extenso valle entre ambas. Las montañas son el límite con el desierto.


Desierto de Sinaí
: Está formado por todo el territorio entre Egipto y Edom. Tiene forma de triángulo, con el Mar Rojo al oeste y el Golfo de Aqaba al este. Su área total consta de unos 51.800 kms5. Dos terceras partes de su territorio carecen totalmente de agua y su suelo es duro. Hay una franja de unos 32 kms. de terreno arenoso situado entre el Mar Rojo y los lagos Amargos (al este) y varias lomas de piedra caliza (al oeste). También encontramos la Cordillera de Granito que es la parte más regada del desierto, y por eso constituyó la mejor región de paso entre Egipto y Edom. Luego está el valle de Arabá, entre el Mar Muerto y el Golfo de Akaba (16 kms. de ancho por 193 de largo), rodeado de montañas y con numerosos manantiales.


Egipto
: Egipto se encuentra al noreste de África. Su territorio se extendía desde la costa del Mar Mediterráneo (norte) hasta la primera catarata del río Nilo (sur). Al este sus límites son Arabia y el Mar Rojo, y al oeste está el gran desierto. La población de Egipto se situó siempre alrededor del río Nilo. La fertilidad del territorio se debe al Nilo y a su inundación anual, la cual provoca las lluvias que caen en el territorio donde nace el río. En Egipto nunca llueve, pero el río riega toda la región manteniéndola fértil, pues la inundación deja depósitos de agua cada año.


Asia Menor
: En la época del Nuevo Testamento, Asia Menor estaba dividida en varias provincias romanas y estados clientes: Asia, Bitinia y Ponto, Galacia, Cilicia y Capadocia (Mapa 3). Dentro de su geografía se incluyen también varias islas cercanas: Chipre, Patmos, Rodas, Samotracia, Cos, Asón, Mitilene, Quio, Cnido. En toda la región de Asia Menor ubicamos ciudades que de una u otra forma jugaron un papel importante en la historia del Nuevo Testamento, como Tarso, Derbe, Listra, Iconio, Antioquía de Pisidia, Perge, Atalia, Hierápolis, Laodicea, Colosas, Filadelfia, Sardis, Esmirna, Tiatira, Éfeso, Pérgamo y Tróade.


Palestina
: Pasemos ahora a considerar el territorio donde se desarrolla la mayor parte de la historia bíblica.


Nombre: El nombre Palestina está relacionado con la palabra “filisteos” cuyo país se llamó Palesto (800 a.C.) y Palóshet (Ex 15.14; Is 14.29,31).


Sin embargo, este no es el nombre utilizado en la Biblia. Surgió más bien del lenguaje administrativo del Imperio Romano cuando la provincia de Judea comenzó a llamarse “Siria Palestina” o “Palestina”. En el Antiguo Testamento se le llama de diferentes maneras:


“La tierra que yo, el Señor, juré dar a los antepasados de ustedes”

“Tierra prometida”

“Tierra de Canaán”

“Tierra de Israel” (el término más utilizado)

“Tierra de los hebreos”

“Tierra santa”

“Siria Palestina”


“Canaán”
(Gn 12.5; Ex 15.15) es el término que se usó cuando ese territorio era solo una esperanza o una promesa. Luego que los israelitas ocuparon la tierra, el término dejó de usarse. El nombre “Canaán” probablemente significa “rojo púrpura”, en alusión a un tipo de tinte que se elaboraba en la región.


Límites
: los límites de Palestina, de norte a sur, son conocidos en la Biblia así: “Desde Dan hasta Beerseba” (Jue 20.1), y en algunos textos es algo más amplia: “Desde el río de Egipto hasta el río grande, el Éufrates” (Gn 15.18; estos son conocidos como los límites ideales). Mide, más o menos, entre 320 y 380 kms, desde Dan, al norte, hasta el límite sur en la península de Sinaí. La frontera norte se extendía desde Tiro, en la costa del Mar Mediterráneo, hasta Damasco. La frontera sur va desde el río de Egipto hasta la parte sur del Mar Muerto.


De oeste a este, los límites van desde la costa mediterránea hasta la depresión del Jordán. La longitud varía de 50 kms. por el norte y unos 80 kms. por la zona sur del Mar Muerto. Como la meseta montañosa al este del Jordán (unos 30 kms.) por Transjordania no debiera considerarse territorio israelita, toda la extensión sería de unos 23.000 kms5. (un poco mayor que Bélgica y mucho menor que Suiza; Costa Rica mide aproximadamente 50.000 kms5).

Palestina está claramente dividida en cuatro franjas casi paralelas que corren de norte a sur. Desde el este hacia el oeste esas franjas son:


“Montañas de Transjordania”:
Esta cordillera, situada al este de Palestina, forma una sección alta de terreno que se divide en subregiones por los ríos Yarmuk, Jaboc, Arnón y Zereb. La región, de acuerdo con los relatos bíblicos (Jos 18.7 10), perteneció por algún tiempo a Rubén, Gad y Manasés, durante el período de los jueces. El control israelita de esta región fue esporádico.


Los cuatro ríos que se encuentran en sus suelos señalaron, durante diversos períodos, las fronteras orientales de los pueblos vecinos de Israel. Desde el sur, el primer pueblo es Edom, que ocupaba 170 kms. de territorio entre el golfo de Akaba y el río Zereb. Los edomitas fueron sometidos por David (2 S 8.13 14) y, posteriormente, durante el reinado de Salomón, los israelitas explotaron sus minas de cobre y de hierro. Al norte se encuentran los pueblos de Moab y Amón, cuyos dominios se extendían 130 kms. entre el Zereb y el Jaboc. Entre estos pueblos no existía una frontera natural definida. Y finalmente, más al norte, entre el Jaboc y el Yarmuk, a unos 55 kms. de distancia, se encuentra la región de Galaad: rica en bosques, ganadería y agricultura; famosa también por sus perfumes y sus hierbas medicinales (Jer 8.22; 46.11).


Depresión del Jordán”:
Es la parte geográfica más distintiva de Palestina. La depresión llega hasta 400 mts. bajo el nivel del mar, y se extiende desde el norte, en Siria y el Líbano, y continúa al sur del Mar Muerto, por el desierto de Arabá, por la costa este de África.


El río Jordán, que divide la región en Cisjordania y Transjordania, recibe sus aguas de las faldas del Monte Hermón y de la región de Dan, y desemboca finalmente en el Mar Muerto. A través de su trayectoria, se producen tres lagos: el antiguo lago Huleh o “aguas de Merom” (Jos 11.5,7) -drenado por Israel en el 1967-; el de Galilea -también conocido como Tiberias o Genesaret, a 260 kms. bajo el nivel del mar-, y el Mar Muerto -a 390 kms. bajo el nivel del mar-. El lago de Galilea se consideraba como el centro de la provincia de Galilea. En su lado occidental son frecuentes los remolinos, pero su agua es dulce y abundante en peces. El Mar Muerto es salobre y rico en aguas sulfurosas y quizá contenga en sus profundidades fuentes calientes, su amargor y concentración de substancias es notable debido a la constante evaporación.


El río Jordán fluye a través de una franja geológica excepcional. Partiendo de Turquía, el valle que enmarca el río continúa a través de Siria, Líbano, Palestina y el mar Rojo; finalmente resurge en el continente africano. Es la falla geológica más profunda y larga de la tierra: su extensión es de 6.500 kms. Las aguas del Jordán viajan en rápido y lodoso zigzag. Debido a su profundidad no se puede utilizar con facilidad para el riego, pero son sus afluentes los que favorecen el riego, la humedad y las cosechas de la zona.


“Montañas de Palestina” o “Cisjordania
”: Esta franja geográfica ha sido testigo de gran parte de la historia bíblica. Incluye una serie de montañas, colinas y valles entre el Jordán y el Mediterráneo. Por esta cordillera se riega la región. A un lado de sus pendientes, las aguas llegan a la llanura de la costa del Mediterráneo; y al otro, al valle del Jordán. Esta sección central de Palestina se ha dividido en tres secciones: Galilea, al norte; al centro Samaria; y Judá, al sur. Entre Galilea y Samaria se interponen las llanuras de Esdraelón y Jezreel.


La región de Galilea se divide en dos secciones de importancia. La alta Galilea, que mantiene una altitud media 600 mts., cuenta con la cima más alta de la región: el monte Yermac o Merom con una altura de unos 1.208 mts. La parte baja, cuyos montes no superan los 600 mts., cuenta con el Tabor, con una altura de 588 mts.


Sobre las famosas “Alturas de Golán” se levanta el monte Hermón, con sus nieves perpetuas. La cadena de montañas que incluye el Monte Carmelo, escenario de la gran lucha de Elías con los profetas de Baal (1 R 18.1 40), se extiende a lo largo se 24 kms., y alcanza una altura de 546 mts.


Luego de la llanura de Jezreel, se encuentran las montañas de Samaria, con sus montes Ebal y Gerizim, cuyas cimas llegan a los 940 y 881 mts. respectivamente. Hacia Jerusalén, en Baal Jasor, al norte de Betel, la altura alcanza los 1.016 mts.; y el monte de los Olivos se alza a 818 mts. Por último, los montes de Judá se extienden, por una región de 70 kms. de largo por 20 de ancho, desde Jerusalén hasta Beerseba.


Las ciudades y poblados más importantes de Palestina se encontraban en esta región de la cordillera central. De norte a sur se pueden identificar, entre otras, las siguientes: en la región de Galilea, a Nazaret y Cafarnaúm; cerca del monte Carmelo se identifica a Meguido; Jezreel está emplazada en las faldas de los montes Gelboé (2 R 9-10); en la región de Samaria se encuentran Siquem, Tirsa y Samaria; hacia el sur, se distinguen Silo, Betel, Mizpa, Rama, Geba, Gabaón, Gibea y Jerusalén; y, finalmente, hacia el sur de la Santa Ciudad, Belén, Hebrón y Beerseba.


Nazaret es una aldea meridional de las sierras de Baja Galilea, sobre la llanura de Esdraelón. En ella tuvo su viña Nabot; y su tierra fue testigo de las derrotas de Saúl. En ella estuvo la casa de Eliseo, se dieron los sacrificios del profeta Elías y creció Jesús como “el hijo del carpintero”.


“Llanura costera del Mediterráneo”
: Esta se encuentra al oeste de Palestina. De norte a sur, la llanura se presenta casi de forma rectilínea desde el golfo de Alejandreta -en la sección noreste de la cuenca-, hasta Gaza y Rafia, cuando gira hacia el oeste. Cruza las costas de Siria, Líbano -antigua Fenicia- y Palestina.


Por la costa, los límites naturales de Palestina lo señalan la desembocadura del río Leontes, en el norte, y del río de Egipto al sur: 340 kms. de costa. Sus playas no incluyen ningún puerto natural de importancia; por esa razón los habitantes de esa sección de Palestina no desarrollaron vías marítimas de importancia, cosa que sí hicieron los fenicios, sus vecinos del norte. Durante la monarquía del Antiguo Testamento el puerto principal estaba en Jafa (2 Cr 2.15; Jon 1.3).


El monte Carmelo divide la región en dos secciones: el tramo norte es estrecho; el sur se ensancha y presenta tres llanuras: la de Dor, la de Sarón y la de Filistea. En esta última llanura se encuentran las cinco ciudades filisteas: Ecrón, Azoto, Ascalón, Gat y Gaza.


Entre las montañas de Judá y la costa del Mediterráneo la Biblia identifica una región con el nombre de “Sefela” -término hebreo para “tierras bajas”-. Es una zona intermedia entre la llanura y la montaña que incluye ciudades de importancia como Gezer, Bet semes, Azeca, Maresá y Laqis. Su fertilidad (1 R 10.27; 2 Cr 1.15; 9.27) es proverbial, y su posición estratégica le dio celebridad.

Es aquí donde se desarrolló la historia bíblica casi en su totalidad. Un escenario muy pequeño; de Jerusalén a Samaria solo hay 55 kms. de distancia.


A pesar de sus limitaciones físicas, Palestina es una región de importancia múltiple. Desde comienzos de la historia ha jugado un papel protagónico en la vida política, comercial y cultural de la región. Tiene una superficie configurada por mares, ríos, montañas y valles. En sus terrenos se encuentran la tierra de Jericó -la ciudad más baja de toda la tierra-, que es quizás el asentamiento urbano más antiguo de la humanidad; y el Mar Muerto, que es el punto más profundo del globo terráqueo.


En esa región tan pequeña, cada ciudad, cada monte y cada río tiene una potencialidad arqueológica de importancia. Y la evaluación e interpretación de los descubrimientos arqueológicos en Palestina han contribuido sustancialmente a una mejor comprensión de las culturas que vivieron en esos territorios.”


La ubicación geográfica de Palestina pone de manifiesto su importancia geopolítica. La región donde se llevaron a cabo muchos de los grandes acontecimientos descritos en la Biblia está situada en el punto de confluencia entre Eurasia y África, entre Oriente y Occidente, entre los valles del Nilo y el Río Éufrates.


Clima
: El clima de Palestina está determinado por la posición geográfica, la configuración de la región y la proximidad al desierto. Aunque posee variedad en el clima, por lo general se reconocen en la región dos estaciones fundamentales: el invierno, con su temporada de lluvias; y el verano, que es un período de gran sequía. Las llamadas “lluvias tempranas” llegan en el otoño, y con ellas comienza el calendario agrícola. El período de mayor lluvias en Palestina se manifiesta desde diciembre hasta marzo; y las llamadas “lluvias tardías”, tan importantes para la cosecha, se producen en abril y mayo (Jer 3.3; Am 4.7).


Palestina está enclavada entre el mar y el desierto, y las lluvias se producen en el mar, desde el oeste de la región. La precipitación pluvial decrece de oeste a este, aunque ese efecto es aminorado por la altura de las montañas. La lluvia se precipita mayormente al oeste de la cordillera de Cisjordania y de Transjordania (Mapa 6). La precipitación pluvial anual en la costa y en Jerusalén es de 24 26 pulgadas; en Meguido, 16, y al sur de Hebrón, 12.


La temperatura en la costa durante los veranos es por lo general caliente, aunque en las montañas es más placentera. En la cordillera, como en Jerusalén, a veces cae nieve.


Durante el verano es común ver incendios forestales. En el desierto, arden los cardos y la hierba en varios kilómetros, lo que hace que muchos animales salgan de sus madrigueras.


Del oeste soplan durante el año vientos que con la ayuda del mar cumplen dos funciones importantes en la vida de Palestina. En el invierno, esos vientos húmedos provenientes del mar hacen contacto con las montañas frías y dejan caer su humedad causando la lluvias invernales. En el verano, esos vientos vienen del noroeste y por eso son más secos. Al entrar en contacto con el calor del verano no se producen lluvias, pero sí una brisa fresca que reduce el calor del día.


Al este del Jordán y al sur del Neguev está el desierto, donde es mínima la precipitación pluvial. En esa región los cambios bruscos de temperatura producen vientos cálidos y secos que pueden tener efectos devastadores para la agricultura palestina. De particular importancia son los vientos “sirocos” que se producen temprano en el otoño y al finalizar la primavera. Los profetas de Israel identificaron esos vientos con la ira de Dios (Is 27.8; Ez 17.10; Os 13.15).


El clima de Palestina hace de la región uno de los lugares más saludables del mundo. La temperatura promedio anual varía entre los 17o y 22oC. Los días más calientes no pasan de los 33oC, y el frío durante el invierno rara vez baja al punto de congelación. En febrero la temperatura promedio es de 8oC, sube a lo largo de marzo y abril de los 13oC a 16oC. Para mayo y junio la temperatura sube de 18oC a 25oC; en julio y agosto se mantiene cerca de los 27oC; en septiembre y octubre baja de 27oC a 22oC. Después de las lluvias en noviembre la temperatura baja a cerca de los 17oC y en diciembre llega a bajar hasta cerca de los 11oC. Luego, en enero, debido a la nieve, los vientos fríos y el poco sol, la temperatura llega a bajar hasta los 8oC.


Esa variación de temperatura a lo largo del año ha hecho de los habitantes de Palestina personas sumamente adaptables y resistentes. Su contextura corporal es lo bastante elástica para resistir los cambios.


Flora y Fauna
: La flora de Palestina puede brevemente listarse bajo tres grandes divisiones. Cereales: Trigo, cebada y mijo (millo). Frutas: Olivo, uva, manzana, almendro, granado, higos, mora, nuez, plátano y naranja. Árboles: Pinos, cedros, terebinto, roble, tamarisco, sicómoro, eucalipto y palmeras.

Algo similar se puede hacer con la fauna. Animales no domesticados: Leones, hienas, chacales, gacelas, jabalíes, lobos, zorros, osos, ciervos, corzos, escorpiones, langostas. Aves: cigüeñas, gavilanes, halcones, águilas, cuervos, perdices, palomas y tórtolas. Peces: se han contado hasta hoy 30 especies diferentes. Animales domésticos: ganado vacuno, bueyes, caballos, asnos, cerdos, ovejas, cabras, camellos.


Geografía humana y económica


Desde la antigüedad hasta ahora el país se ha ido empobreciendo por culpa del hombre.


En épocas antiguas las zonas montañosas de ambos lados del Jordán fueron bosques que debido a la deforestación ya no existen. Esto provocó la erosión de sus suelos.


De hecho el país nunca fue rico. La economía del país es esencialmente pastoril y agrícola.


La estepa y la montaña no le permitieron producir tanto para una población grande.


Población
: En la primera parte del siglo 8 a.C. (época de prosperidad económica) había menos de 800.000 habitantes. La población del Reino del norte era menos de 300.000 habitantes y Judá era tres veces menor.

Agregando la población de Amón, Moab y Edom nunca llegaron a más de un millón de habitantes.


Las ciudades del Antiguo Testamento eran muy pequeñas y poco pobladas.

Las ciudades importantes eran de unas cuantas hectáreas y algunos millares de habitantes. Otras poblaciones (en este caso se les consideraría aldeas por sus características) medían menos de una hectárea y contaban con menos de mil habitantes.


Jerusalén, en Judá, y Samaria, en Israel, eran ciudades de gran extensión, pero no contaban con más de 30.000 habitantes.

Las ciudades se construían cerca de una fuente o sobre una capa de agua subterránea.


En cuanto a Palestina, las regiones más pobladas eran: el borde de la llanura de Esdraelón, la baja Galilea, la vertiente oeste de la montaña de Judea y Sefela.


Tipos de oficio en la población
: La mayoría de los habitantes eran campesinos dedicados a la agricultura, sobre todo en la parte norte del país. Los cultivos de esta región eran trigo, cebada, olivo, uva, higuera.


Los habitantes de la parte sur eran pastores, dedicados a la cría de ovejas y cabras y poco ganado mayor.


Las irregularidades físicas de la región (clima relieve) producen en parte falta de unidad en la población. El terreno es muy quebrado (tiene elevaciones desde el nivel del mar hasta 1.000 mts. en una distancia de 25 kms. Esto se da constantemente a lo largo del territorio), por lo que las ciudades y pueblos forjaran estilos de vida e intereses distintos.


Vías de comunicación
: Por su ubicación entre las grandes civilizaciones que se desarrollaron entre los ríos Tigris Éufrates y el Nilo, y por estar enclavada al sur de los reinos del Asia Menor, Palestina desempeñó un papel preponderante en la historia del Próximo Oriente Antiguo. En las caravanas de comerciantes y en los carros de guerra se transmitían valores culturales y comerciales que influyeron de forma destacada en la región. Esos intercambios culturales, comerciales y bélicos pusieron en contacto a los pueblos palestinos con sus vecinos del Próximo Oriente Antiguo.


Las relaciones entre los pueblos se llevaban a efecto a través de una serie de caminos de los cuales se mencionan algunos en la Biblia. Desde al cuarto milenio a.C. fue importante la influencia de la cultura mesopotámica en Egipto.

La ruta comercial entre estas culturas se conoce como “el camino de la tierra de los filisteos” (Ex 13.17); los egipcios lo llamaban “el camino de Horus”. Comenzaba en Zilu, Egipto, y seguía cerca de la costa, a través del desierto, para llegar a Rafía, Gaza, Ascalón, Asdod y Jope; hacia el norte cruzaba el Carmelo, por Meguido, y llegaba a la llanura de Esdraelón; proseguía al norte, hacia Damasco, por el sur del antiguo lago Huleh o al sur del Mar de Galilea.


Otra ruta de importancia se conoce como “el camino de Shur” (Gn 16.7). Nace en el lago Timsah, en dirección de Cades bernea, desde donde prosigue hacia el norte, a través del Neguev, para llegar a Beerseba, Hebrón, Jerusalén y Siquem; también llega a la llanura de Esdraelón.


La tercera de las más importantes rutas comerciales que pasaban por Palestina es “el camino real” (Nm 20.17 21). Procedente de Egipto, cruzaba Ezión geber, al norte del golfo de Akaba, pasaba por Edom y Moab, para subir por Transjordania y llegar a Damasco.

 

 

La vida en Palestina


La vida de los hebreos giraba en torno al hogar (Dt 6.4 9). Ellos se organizaban en aldeas, pueblos y ciudades. En las zonas montañosas las casas se construían con roca caliza gris, dándoles forma cuadrada o cuadrangular. Pero en los valles, las casas eran de adobe cocido al sol. En los techos se almacenaban alimentos y sobre ellos se encontraba la azotea, considerada como el lugar más fresco y con mejor vista (Mt 10.27). Era el sitio adecuado para alojar a los visitantes (Hch 10.9). Los pobres vivían en casas de un solo aposento. En general, las casas eran acogedoras y frescas, aunque escaseaba el agua. Los pobres se sentaban y dormían en esteras y se alumbraban con lámparas de aceite (Lc 15.8). Los ricos dormían en camas, comían en mesas y contaban con servidumbre.


Por lo general, las mujeres esquilaban la lana de las ovejas del rebaño familiar (Pr 31.13). Se empleaba la lana en la confección de ropa. Los que contaban con plantas de lino se dedicaban a la fabricación de vestidos de ese material. El lino y la lana se usaban para hacer la ropa de los bebés, los cuales dormían en una cuna de madera que colgaba del techo de la casa. Antes de acostar al niño, la madre lo frotaba con sal en polvo y hojas de mirto.


La ropa dependía del clima y de la condición social. La gente se vestía con mantos largos y holgados. El hombre muy rico se vestía de lino y lana fina (Ez 34.3). Pero en general se usaba delantal, manto y una túnica blanca que en el caso de los hombres llegaba hasta la rodilla, y en el de las mujeres, hasta los tobillos. Los hombres usaban un paño blanco sobre la cabeza, atado con una cuerda de pelo de camello. A la cintura se ataban una especie de cartera, que venía unida al cinturón. Las mujeres vestían igual que los hombres, salvo por la presencia de un velo a color que se podía trenzar con el cabello. Sobre las vestiduras se solía echar una capa, que en las noches frías servía de frazada (2 Ti 4.13). Las ropas, por lo general, eran de dos piezas cocidas; sin embargo, como el caso de la túnica de Cristo, había ropas de una sola pieza y sin costuras, pero eso era un caso excepcional dentro de las costumbres judías (Jn 19.22 24).


La mayoría de los judíos andaban descalzos. Para caminatas muy largas se usaban sandalias que no eran más que un cuero atado al tobillo y cruzado en dos dedos (Is 5.27; Mc 6.9). Hombres y mujeres usaban aceites y perfumes. Algunas personas acostumbraban llevar perfume en pequeños frasquitos hechos de piedras preciosas, los cuales ataban al cuello (Mt 26.7; Mc 14.3).


La agricultura era la labor más importante. En el otoño se hacían las eras con el arado y se lanzaban las semillas. Con las lluvias de la primavera se daba la cosecha. La paja se separaba del grano usando bueyes que desgranaban lo cosechado, costumbre conocida en la Biblia como “trillar” (Dt 25.4; 2 S 17.19; 1 Co 9.10). En las tardes se aventaba el grano y volaba la paja, luego ésta era llevada al horno casero (Sal 1.4; Is 47.14; Jer 13.24). El grano se medía y empacaba o se almacenaba. Palestina era productora de uvas, higos, aceitunas, lentejas, frijoles, pepinos, ajos, cebollas, trigo y mostaza. El oficio de pescador no era muy gratificante: lo que se pescaba se vendía y si no se salaba.

 

Los israelitas no desarrollaron mucho la pesca, excepto en ríos y lagos, principalmente en el lago de Galilea. Puede ser que los Zebedeos y Simón Pedro usaran el tercer método de pesca de los judíos: la red de arrastre, con flotadores y lastre y una serie de redes en dirección vertical que se estrechan hasta lograr la pesca (Jn 21.8; cf. Mt 4.8; Mc 1.16). Se acostumbraba comer los pescados ahumados y salados, junto con el pan (Jn 21.9). A veces se envolvía en una masa de trigo y se asaba. Era la comida favorita. La vida del pastor de ovejas era más sacrificada. Todas las noches debía contar las ovejas, incluso dormía en la puerta del corral, para cuidar el rebaño de las asechanzas nocturnas de chacales, leones, lobos y zorros (1 S 17.34 37). El pastor cuidaba a la vez sus ovejas y sus cabras. Ambas daban carne, leche y material para abrigos, aunque las ovejas eran más apreciadas.


Dentro de la sociedad judía ocuparon importancia los artesanos, pues de ellos procedían los arados, cribas, vasijas, pieles, sandalias y vestidos. Se reunían a vender en las plazas. Estas eran precisamente el lugar público de mayor concentración popular (2 Cr 32.6; Neh 8.1; Pr 1.20; Lc 14.21; Hch 17.17). Palestina contó con alfareros, curtidores y carpinteros. José y Jesús fueron carpinteros (Mt 13.55).


La vida matrimonial era un deber. Los matrimonios eran arreglados por los padres (Gn 24.1 67). Un intercambio de regalos era señal de compromiso. El día de la boda la novia esperaba que el novio fuera a visitarla. Los parientes contemplaban cómo la amada era conducida hacia el nuevo hogar. A veces las fiestas nupciales duraban más de una semana.


Se estimaba una calamidad si faltaban los hijos; la felicidad era proporcional al número de la descendencia. Se circuncidaba al varón a los ocho días de nacido y si era el primogénito los padres debían ofrecer el sacrificio correspondiente (Nm 3.13; Lc 23 24). El destete se daba a los tres años.


Las fiestas anuales eran clave para la vida religiosa del pueblo. En ellas se recordaba el favor de Dios hacia su pueblo elegido. La más importante era la de la Pascua, que celebraba la salida de Egipto (Ex 12.11; Mt 26.2). Otras fiestas son: las de las Semanas o de Pentecostés, al inicio de las cosechas (1 Co 16.8); la de los Tabernáculos durante la cosecha (Jn 7.2); la de la expiación o del Purim, que festeja la liberación de los judíos en tiempos de Ester (Est 9.1 32). Los fieles debían ir al templo tres veces al año. Salvo situaciones especiales, solo se asistía una vez. El sábado era día de reposo dedicado a honrar y agradecer a Dios su favor (Ex 20.8; 31.13). De esta manera, la vida israelita gravitaba alrededor de la presencia de Dios y de un especial reconocimiento a él. Serían estos elementos, en efecto, también retomados por la vida cristiana.

 

 

Teología y geografía


La Biblia es un texto de teología. Su mensaje pone de manifiesto la historia de la salvación. La Sagrada Escritura no es un manual de ciencias naturales, sino el recuento de la fe y las interpretaciones teológicas de los acontecimientos históricos significativos de un pueblo. Por esa razón, cuando los pasajes bíblicos aluden a la belleza, exuberancia y fertilidad de la tierra, destacan y ponen de manifiesto los valores teológicos.


Todos los detalles geográficos que hemos discutido nos ayudan entonces a comprender mejor la teología que hay detrás de cada mención a la geografía, flora o fauna de Palestina. Consideremos entonces algunos ejemplos.


La “llanura” y la “montaña
”: La descripción geográfica que hicimos de Palestina en cuatro franjas que corren de norte a sur, se puede resumir en dos expresiones simples: “Palestina de la llanura” y “Palestina de la montaña”. Esta situación geográfica tiene gran importancia en la historia de Israel, pues por lógica, la montaña se prestó para las guerras de infantería y la llanura para la guerra de caballería y carros. Esto hacía de las montañas el lugar más seguro para vivir, pues las naciones vecinas preferían la guerra y el comercio a través de las llanuras de Palestina. En realidad, las montañas fueron el último territorio que perdieron los israelitas frente a las invasiones de los imperios vecinos. Israel era poderoso en la montaña, pero débil en la llanura. Esto generó la idea de que el Dios de Israel era un Dios de la montaña y no de la llanura. Por eso cuando el rey sirio Ben adad invade Israel, es derrotado en las montañas por Acab, rey israelita. La explicación que ante la derrota dieron los oficiales del rey Ben adad la encontramos en 1 Reyes 20.23: “Los dioses de los israelitas son dioses de las montañas; por eso nos han vencido. Pero si luchamos contra ellos en la llanura, con toda seguridad los venceremos”.


“¡Raza de víboras!”:
Mencionamos antes que durante el verano era muy común el incendio forestal, lo cual se daba mucho en el desierto. Conforme avanzaba el fuego que consumía hierbas y arbustos, salían despavoridos de sus agujeros los escorpiones y las víboras. Juan el Bautista, acostumbrado al desierto, toma esa vívida imagen y la utiliza contra la gente que llegaba a escucharlo y a bautizarse: “¡Raza de víboras! ¿Quién les ha dicho a ustedes que van a librarse del terrible castigo que se acerca?” (Lc 3.7; VP). “Castigo” (VP) o “ira venidera” (RVR), es tomado de la imagen del fuego que avanza y es símbolo entonces de la ira de Dios. El ruido producido por los arbustos ardiendo y el humo advertían a los animales. El pecado de aquella gente que llegaba a oír a Juan martilleaba en sus conciencias advirtiéndoles del peligro. Así que, lejos de representar un insulto, la frase promulgada por Juan es solo una advertencia y una reflexión teológica.


Palestina
: “Tierra prometida”: Por lo que se refiere al Antiguo Testamento, la tierra prometida es fundamental tanto para la historia del pueblo de Israel como para la teología bíblica. El sustantivo “tierra” (erets, en hebreo) se encuentra más de tres mil veces en el Antiguo Testamento, siendo superado únicamente por “Dios” e “hijo”, si se sigue la lectura del texto hebreo.

 

La importancia de Palestina se destaca en el Antiguo Testamento con las palabras “propiedad”, “herencia”, “posesión”, y particularmente con los nombres “Jerusalén” y “Sión”.


El tema de la tierra prometida es prioritario en el Pentateuco; da cohesión y continuidad a los relatos patriarcales y mosaicos. La historia inicial del pueblo de Israel gira en torno a la tierra. La Biblia menciona la tierra, con predilección, en los relatos de la promesa a los antepasados de Israel; en la liberación de Egipto; en el peregrinaje por el desierto; y, finalmente, en la entrada y conquista de Canaán.


De acuerdo con la teología del libro del Éxodo, la promesa de la tierra es el resultado de la acción liberadora de Dios. En los relatos de los patriarcas, se relaciona con otras promesas: el nacimiento milagroso de un hijo (Gn 18.10), tener una descendencia numerosa (Gn 13.16), ser de bendición a todas las familias de la tierra (Gn 12.1 3), mantener una relación especial con sus descendientes (Gn 17.7) y disfrutar de la providencia divina (Gn 28.15). Se destacan, en ambas perspectivas, diferentes aspectos de la teología de la “Tierra Prometida”. Por un lado, se pone de relieve la relación estrecha de Dios con su pueblo; por el otro, se subraya la importancia de la liberación.


El libro del Deuteronomio presenta la “Tierra Prometida” de una forma ideal: “…buena tierra, …un país lleno de arroyos, fuentes y manantiales que brotan en vegas y montes; es una tierra donde hay trigo, cebada, viñedos, higueras, granados, olivos y miel. En ese país no tendrán ustedes que preocuparse por la falta de alimentos, ni por ninguna otra cosa; en sus piedras encontrarán hierro, y de sus montes sacarán cobre.” (Dt 8.7 9)


En los relatos de la conquista de Canaán o Jericó, se ve la tierra como un don de Dios. La narración de esos importantes acontecimientos de la historia bíblica comienza con la organización del pueblo y la gesta dirigida por Josué (cf. Jos 1-10), y continúa hasta las conquistas militares de David (2 S 5-10). Durante ese período, el pueblo contaminó la tierra con abominaciones y prácticas idolátricas: Israel no correspondió a la generosidad divina. Uno de los objetivos teológicos de la Historia deuteronomista -que incluye los libros de Josué hasta 2 Reyes- es responder al interrogante: ¿Por qué el pueblo ha sido derrotado y humillado, y ha sido obligado a abandonar la tierra que Dios le había prometido y otorgado a sus antepasados?


Los profetas de Israel también utilizaron de forma destacada el tema de la tierra. Los que profetizaron antes del exilio en Babilonia anunciaron el castigo al pueblo y amenazaron con el destierro (por ejemplo, Isaías y Jeremías). El pueblo de Israel no había vivido de acuerdo con las normas dadas por el Señor para vivir en paz en la tierra prometida. El resultado de esa apostasía y desobediencia fue el exilio. Los profetas exílicos hablaron del retorno a la tierra, y presentaron ese acontecimiento de restauración nacional como un nuevo éxodo, una nueva liberación (Is 51-52). Posteriormente, los profetas posexílicos y la literatura apocalíptica destacaron los valores universales de la tierra, hablaron de una “nueva Jerusalén” e incluyeron la idea de “los nuevos cielos y la nueva tierra” (Is 65.17; 66.22; Dn 9; Joel 3).

 

 

LA GEOGRAFÍA HISTÓRICA DE LA BIBLIA

 

I. EL ANTIGUO TESTAMENTO

 

Mapa 1. La Media Luna Fértil Y El Desierto De Arabia

 

1. Esta área, en forma de curva, que llegaba desde el golfo de Persia en el este hasta el delta del Nilo en el oeste, se ha llamado la Media Luna Fértil. En tiempos de paz, había una corriente constante de comerciantes pasando por las rutas principales de Egipto y Mesopotamia, y en tiempos de guerra los ejércitos pasaban por estos caminos también.

 

2. Los primeros lugares que la Biblia menciona están en la región de los ríos Tigris y Éufrates, a la entrada del golfo de Persia. El área entre estos dos ríos se llama Mesopotamia. El nombre significa “entre los ríos.”

 

3. Se cree que para el año 3500 a. J.C. había una cultura muy desarrollada en los extremos del sur, entre los sumerianos, y después entre los asirios y los babilónicos.

 

4. La tierra de Canaán junto al mar Grande (Mediterráneo) con el tiempo vino a ser la tierra de Israel. Era un puente entre Egipto y Mesopotamia. Nótense: Gén. 9:19; capítulo 10:10,11, 19, 32.

 

Mapa 2. El Viaje De Abram A Harán (Gén. 11:31,32; Hech. 7:2-4)

 

1. Abram se crió en Ur de los Caldeos, cerca del golfo pérsico. Su padre, Taré, salió con su familia, y siguiendo el río Eufrates, viajaron hasta Harán.

2. Aquí hacían escala las caravanas que viajaban entre Mesopotamia y Egipto.

3. Aquí murió Taré.

 

Mapa 3. El Viaje De Abram A Canaán y Egipto

(Gén. 12, y 13; Hech. 7:4-16; Heb. 11:8-10)

 

1. Salieron las familias de Abram y de Lot hacia el suroeste, hacia Canaán, y pasaron por Siquem y Betel, construyendo un altar al Señor en cada sitio donde se detenían.

2. Gén. 12:6, “el cananeo estaba entonces en la tierra.”

3. Versículo 9, caminaron hacia el Neguev (hebreo = seco), el desierto al sur de Judá.

4. Entraron en Egipto (versículo 10).

5. Salieron de Egipto (capítulo 13). Ya era Abram hombre muy rico.

6. Regresaron al lugar que antes conocía entre Betel y Hai.

7. El resto de la historia de Génesis ocurrió en las áreas de este mapa.

a. Gén. 24:3,4,10. Nacor, hermano de Abram (22:20,23; 24:15,47). La ciudad de Nacor en Mesopotamia (24:10). Creía en Jehová Dios igual que Abram (31:53).

b. José vendido en Egipto (capítulo39).

c. Jacobo y su familia en Egipto (capítulo46).

d. La muerte de José y el juramentode sus hermanos (capítulo 50:24-26).

 


Mapa 4. El Éxodo De Egipto

 

(Libros de Éxodo, Núm., y Deut.; Hech. 7:17-44; 13:16-18; Heb. 3,4)

 

1. El nacimiento de Moisés. Su huida de Egipto a Madián, al oriente del Golfo de Aqaba. Fue comisionado para librar a los israelitas de la esclavitud de Egipto (Exodo 2-4).

2. Dios renovó su promesa (capítulo6:1-8)

3. Moisés y las diez plagas (capítulos 7-12)

4. La salida.

a. 12:37, “Ramasés,” en la tierra de “Gosén” (8:22); 13:17-22. (1) “la tierra de los filisteos,” versículo 17, directamente al oriente de Ramasés y luego para el noreste, por la costa de Canaán. (2) “Sucot”, “Etam” (versículo20).

b. Los israelitas cruzaron el Mar Rojo (capítulo 14) (1) “Migdol”, versículo 1.

c. Salieron al desierto de Shur (15:22), al oriente de Gosén.

d. Mara -- amargura (versículo 23).

e. Elim (versículo 27)

f. Murmuración en el desierto de Sin (16:1-3). Los codornices y el maná (versículos 4-36).

g. Refidim (17:1). El agua de la roca (versículos 2-7).

5. El Monte Sinaí (19:1,2). Los Diez Mandamientos (capítulo 20). Otras leyes fueron dadas, y el tabernáculo fue hecho (el resto de Éxodo).

6. El Libro de Levítico (véase 27:34).

7. La salida del Monte de Sinaí (después de un año, más o menos, Núm. 1:1; 10:11,12,33-36).

8. Acamparon en Hazerot (11:35).

9. Acamparon en el desierto de Parán (12:16).

10. Los doce espías fueron enviados desde el desierto de Parán, desde Cades- Barnea, (13:1-3,21,25,26; 32:8).

11. Cuarenta años de peregrinar en el desierto (14:25-35; Deut. capítulos 1-3; véase en particular 2:14).

a. Salieron de Cades-Barnea (Núm. 14:25-35; Deut. 2:1). Después, volvieron al norte (Deut. 2:2-8).

b. Llegaron a Cades (no Barnea), cerca de Edóm (Núm. 20:14,16).

c. Salieron de Cades y llegaron al monte de Hor (20:22).

d. Salieron del monte de Hor, donde Aarón fue sepultado, para rodear la tierra de Edom (21:4).

e. Más movimientos, hasta los campos de Moab (21:10-20).

f. Israel derrotó a Sehón, el rey de los amorreos (21:21-26; Deut. 1:3,4; 2:24-35). Habitaron a Hesbón, la ciudad del rey Sehón.

g. Israel derrotó a Og, el rey de Basán (Núm. 21:31-35; Deut. 1:3,4; 3:1-11).

h. En los campos de Moab, cerca de Jericó (Núm. 22:1).

i. En Sitim, entre Hesbón y el Jordán, Israel participó en la idolatría y la fornicación con los moabitas (capítulo 25; Deut. 3:29). Véase 1 Cor. 10:1-10, versículo 8 en particular. Fue por el consejo de Balaam (31:16) que las mujeres idólatras tentaran a los israelitas.

j. Un repaso de las jornadas de Israel desde Egipto hasta el Jordán (Núm. 33).

k. Un repaso de las jornadas de Israel desde el monte de Sinaí (Deut. Capítulos 1-3).

l. La muerte de Moisés en Moab (Deut. 34).

12. Véanse Hechos 7:36,42-44; 13:17,18; Heb. 3:7-19; 11:27-29.

 

Mapa 5. Los Israelitas Entran En La Tierra Prometida (Josué)

 

1. Primero, nótese el dibujo al pie del mapa. El Mar Muerto se llama así porque no tiene salida, quedándose bajo el nivel del mar. El Río Jordán es el río más bajo en el mundo.

 

Mapa 6, Las Tribus De Palestina Antes De La Conquista. Considerar el Mapa 5.

 

  1. Preparativos para cruzar el Río Jordán (Josué capítulo 1).

 

a. Las doce tribus de Israel (de los doce hijos de Jacob, Gén. 49:1-28). En el censo (Núm. 1), se omitió la tribu de Leví, pues ellos servirían en el sacerdocio y en el cuidado del tabernáculo. Quedando once tribus, la de José fue dividido en dos, en la tribu de Manasés, y en la de Efraín (los dos, hijos de José; véase Gén. 48:5). Ahora eran doce, para entrar en Canaán para poseerlo y dividirlo en posesiones para las doce tribus de Israel.

 

b. Antes de entrar en la Tierra Prometida, la tribu de Rubén, la de Gad, y la mitad de la tribu de Manasés, optaron por quedarse al oriente del Jordán, para poseer la tierra ganada de los dos reyes de los amorreos (Núm. capítulo 32; Jos. 1:12-14; 14:3,4)

 

c. Los dos espías enviados a Jericó (Jos. capítulo 2; Heb. 11:32; Sant. 21:25). (l) Nótense 2:11; 5:1; 9:3; etc. La fe ¡viene por el oír! Es la fuente de toda fe para quienquiera.

El paso del Jordán (Jos. capítulos 3,4).

El campamento en Gilgal (4:19).

La circuncisión en Gilgal (5:2-9. Gilgal = rodar; Dios rodó, o quitó, de Israel el oprobio de Egipto, versículo 9).

La Pascua celebrada, y la cesación del maná (5:10-12).

 

      2. La toma de Jericó (capítulo 6). Las promesas de Dios, respecto a cosas futuras, se expresan en el tiempo presente perfecto (acción que ya en el presente está completada) (versículo 2, “he entregado”), pero las condiciones para el hombre se expresan en el tiempo futuro (versículo 3, “rodearéis;” versículo 3, “haréis;” o en el imperativo del tiempo presente, versículo 18, “guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis ...”). Nótese el versículo 25; 2:14.

 

a. El pecado de Acán, (capítulo 7). Considérense los versículos 10,11,15. Nótese la progresión del pecado: “vi, codicié, tomé” (versículo 21).

 

      3. La toma de Hai, a trece millas al noroeste de Jericó. (capítulo .

a. Otra vez, nótese la promesa de Dios, versículo 1, “yo he entregado,” y luego las condiciones, versículo 2, etc., “harás,” “pondrás,” etc.

b. Todas las promesas de Dios son para vencedores (Apoc. 2:7, “al que venciere, le daré”).

     

  

   4. La lectura de la ley en el Monte Ebal (capítulo 8; Deut. 27:2-8).

   5. La astucia (el engaño) de los gabaonitas (capítulo 9).

a. Gabaón, etc., al noroeste de Jerusalén (véase 11:19)

b. La derrota de los amorreos (capítulo 10; Jarmut, Laquis, Eglón, al sudoeste de Hebrón). Mortandad por granizo (versículo 11). El día más largo (versículo 13).

c. El campamento se mantenía en Gilgal (versículo 15).

    6. La derrota de las ciudades del sur de Canaán (capítulo 10:28-43).

    7. La derrota de la alianza de Jabín, rey de Hazor, en el norte de Canaán (capítulo  

        11:11-15).

a. Un resumen de las conquistas (11:16-23; capítulo 12)

 

Mapa 7.

 

La Tierra De Canaán Repartida (Josué, capítulos 13-24; véase 13:1,7)

 

1. Suertes echadas para siete tribus (18:1-10; y sig.).

2. Los territorios señalados para las siete tribus (capítulos 18 y 19). Luego, la conclusión del asunto (21:43-45).

a. Yerran grandemente los premilenaristas, quienes afirman que la promesa

de Dios respecto a la posesión literal de Canaán todavía no se ha cumplido.

3. Las tres tribus transjordánicas volvieron a sus posesiones (capítulo 22).

4. El discurso de despedida de Josué (capítulo 24; véase en particular el versículo 15).

5. Véanse Hech. 7:45; 13:19; Heb. 11:30,31.

 

Mapa 8. El Tiempo De Los Jueces (Jueces; 1 Samuel, capítulos 1-8)

 

1. Es un período de unos 350 años, desde la muerte de Josué hasta el reinado de Saúl. (Véase Jueces 2:6-15).

2. Judá y Benjamín vencen a los cananeos (1:1-21) (Mapa 6).

3. “Tampoco arrojó” esta tribu ni aquélla a los indígenas (1:27-36).

4. El ángel da la razón (2:1-3).

5. La apostasía de Israel y la obra de los jueces (2:11 y sig.; 17:6 y 21:25 en particular).

a. Los jueces y los adversarios:

(1) Otoniel -- Cusan-risataim, rey de Mesopotamia (3:7-11). (Mapa 1).

(2) Aod -- Eglón, rey de Moab (3:12-30). (Mapa 4).

(3) Samgar -- Los filisteos(3:31). (Mapa 6).

(4) Débora (y Barac) -- Jabín, rey de Canaán, en el norte (capítulos 4 y 5). (Mapas 5 y 6).

(5) Gedeón -- Los madianitas, del oriente del Jordán, y para el sur (capítulos 6-8; léase en particular 6:2-6). (Mapa 4).

(6) Abimelec, más bien un rey renegado que juez (capítulo 9).

(7) Tola -- (10:1,2).

(8) Jair -- (10:3-5).---- (La gran idolatría de Israel, 10:6) ----

(9) Jefté -- Los amonitas (capítulos 11-12:17). (Mapa 6).

(10) Ibzán, (11) Elón, (12) Absón (12:8-15).

(11) Sansón -- Los filisteos (capítulos 13-16). (Mapa 6).---- (La tribu de Dan busca dónde habitar) (capítulo 18) ---- (Mapa 7).

(a) Zora y Estaol, versículo 2. (Mapa .

(b) La posesión de Lais, ya nombrada Dan (18:27-31). (14) Samuel -- Los filisteos (1 Sam. 7:3-15).

 

Mapas 9. El Reino Unido (1 Samuel 9 -- 1 Reyes 11)

 

1. El pueblo pide rey, 1 Samuel, capítulo 8. (En lugar de corregir los abusos de los jueces, 8:1, la gente descartó el sistema para establecer otro diferente; es decir, un gobierno por reyes terrenales. Así se negó la teocracia de Dios, versículo 7. Véase también 12:19).

2. Saúl (capítulos 9-31)

a. Su parecer físico, 9:2.

b. Es hecho rey, 11:14,15. (Gilgal, Mapa 9)

c. Saúl es desechado por Dios, 15:17-23.

d. La muerte de Saúl, capítulo 31.(Monte Gilboa, Bet-sán, Mapa 9)

3. David (1 Sam. 16 -- 1 Reyes 2:11)

a. David es ungido por Samuel, 1 Sam. 16:7,11-13.

b. Mata a Goliat, capítulo 17. Su confianza en Dios, 17:26,36,46-50.

c. Rey sobre Judá en Hebrón (Mapas 7 y 9), 2 Sam. 2:3,4

d. Rey sobre todo Israel en Jerusalén (Mapas 9 y 10), 5:3-5.

(1) Jerusalén, la capital, 5:6,7.

(2) El arca traída a Jerusalén, capítulo 6.

(3) El pacto de Dios con David, 7:12-16, cumplido doblemente, tanto en Salomón como en Jesucristo.

(4) El carácter de David, 1 Sam.8 13:14; Hech. 13:22; 1 Reyes 11:34; 15:5.

(5) Su muerte, 1 Reyes 2:10,11.

4. Salomón (1 Reyes 2 -- 11)

a. Su carácter, 1 Reyes 3:3,9-13.

b. Su sabiduría, 4:29-34; 10:23.

c. La extensión de su reino, 4:21; Gén. 15:18. (Mapas 1 y 7)

d. Edificó el templo, capítulo 6. Véase el versículo 38.

e. Lo dedicó, 8:22-53. Véanse versículos 27-30.

f. Su marina, 9:26 (Ezión-geber, Mapa 9); 10:22.

g. Sus riquezas y fama, capítulo 10. Véase versículo 7 (Sabá = al sur de Arabia, Mapa 9); 10:23.

h. Su apostasía, 11:1-10 (Véase Deut. 17:17).

i. El reino dividido, 11:11-13,31,32 (Véase 2 Sam. 7:16).

 

Mapa 10. El Reino Dividido. (1 Reyes 12 -- 2 Reyes 25; 2 Crón. 10 -- 36)

 

1. Salomón murió cerca de 931 a. de J.C. Su hijo Roboam comenzó a reinar en su lugar (1 Reyes 11:43). Las diez tribus del norte se separaron de las dos del sur (Judá y Benjamín)

y eligieron a Jeroboam por rey (capítulo 12; véanse versículos 20,21).

2. Los dos reinos a veces estuvieron en conflicto entre sí, y a veces fueron aliados al pelear contra Siria.

3. Siria conquistó parte de Israel, 2 Reyes 10:32,33. (Mapa 10).

4. El reino del norte recobró sus territorios, 13:25.

5. El principio del fin de Israel, las diez tribus del norte, 15:29.

6. La caída de Siria a Asiria, 16:9. (Mapa1).

7. La caída de Samaria, la capital del Reino del Norte (Mapa 10), a los asirios, 17:1-6; 18:10,11. Esto sucedió en el año 722 a. de J.C. Ahora quedaba solamente el Reino del Sur (Judá y Benjamín), con su capital en Jerusalén.

a. La razón de su caída: 17:7-18.

b. Una historia breve del Reino del norte, 17:20-23.

c. Gente pagana importada a Israel, 17:24. (Por eso los samaritanos del tiempo del Nuevo Testamento eran odiados por los judíos, pues los samaritanos eran una raza ya mezclada). Véanse versículos 34-41.

8. Judá sola. Duró como 136 años más (desde 722 hasta 586 a. de J.C.). Hacia el fin de este período de tiempo, los caldeos se apoderaron de los asirios. Babilonia ahora era el imperio mundial (Mapa 1).

a. Los asirios amenazaron a Judá , y hasta Jerusalén, 18:13 y sig. Jehová derrotó milagrosamente a los asirios, 19:35,36.

b. Ya iban los babilonios llegando a ser un imperio mundial, 20:12. La profecía del cautiverio de Judá de parte de los babilonios, versículos 14-18.

c. La primera invasión babilónica y la primera de tres deportaciones de judíos, entre ellos, Daniel, 24:1 y sig; Dan. 1:1-7; 2 Crón. 36:5-8. Esto sucedió en el año 605 a. de J.C.

(1) La razón de todo esto, 24:3.

(2) Babilonia ya se apoderó de toda Palestina, 24:7. (Mapa 10).

d. La segunda etapa de la toma de Jerusalén, y la segunda deportación de judíos,

24:10-17. Esto sucedió en el año 597 a. de J.C. Ezequiel fue uno de los deportados, Ezeq. 1:2.

e. La tercera y final etapa, y la destrucción terminante de Jerusalén, en el año 586 a. de J.C., 25:1-21; 2 Crón. 36:9,10. El templo fue quemado. Muchos fueron deportados a Babilonia. Así terminó el Reino de Sur. Léase Jer. 52:27-30.

f. El cautiverio de los judíos por 70 años (desde 605 hasta 536 a. de J.C.). Véase 2 Crón. 36:20,21. (Mapa 1).

 

Mapa 1. Los Setenta Años De Cautiverio (605 a 536 a. de J.C.)

 

(Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel, Daniel, Sal. 137, Isa. 44:28--45:4)

 

1. En la primera deportación, Daniel fue llevado a Babilonia, año 605 a. de J.C., Dan. 1:1-6, (Mapa 1, Sinar = Babilonia).

a. Fue el profeta de Dios a la corte de Babilonia, hasta el tiempo de Ciro, rey de Persia, 1:21; 6:28. Llegó, pues, a la edad de unos 85 años o más (los de su juventud más 70 de cautiverio).

b. Profecías de los cuatro imperios mundiales.

(1) Interpretó el sueño de Nabucodonosor, capítulo 2. Véanse en particular versículos 36-49.

(2) Soñó con los cuatro imperios mundiales, Babilonia, Persia, Grecia, y Roma, capítulo 7. Véanse en particular versículos 3-8,13,14-18.

(3) Tuvo la visión acerca del carnero (Persia) y del macho cabrío (Grecia), capítulo 8. Véanse en particular versículos 1,2.

c. Jesús atestó a la historicidad de Daniel, Mat. 24:15. Véase también Ezeq. 14:14,20; 28:3.

2. En la segunda deportación, Ezequiel fue llevado a Babilonia, año 597 a. de J.C., Ezeq. 1:1-3; 3:15.

a. El río (o canal) Quebar al norte de Babilonia; conectaba los ríos Eufrates y Tigris.

b. Ezequiel era sacerdote, 1:3.

c. Fue el profeta de Dios a los judíos en Babilonia durante el cautiverio. Les animaba constantemente. El cautiverio curó a los judíos de la idolatría, y a Ezequiel se debe mucho crédito por esto.

d. Estuvo activo en su ministerio unos 22 años (593 a 571 a. de J.C.; véase 29:17).

3. Jeremías se quedó en Judá durante el cautiverio, el profeta de Dios a los judíos dejado allí por los babilonios, Jeremías capítulos 40-45. Véase en particular 40:1-6.

a. Jeremías proclamó la palabra de Dios sobre el quedarse todos en Judea, bajo los babilonios, 42:9-16.

b. Fue llevado a Egipto, 43:1-7 (Mapa 1).

c. Su profecía sobre Babilonia, capítulos 50,51. Véase en particular 50:1,17-20.

(1) Dios iba a usar a los medo persas (los de Media y de Persia) para castigar a Babilonia, 50:41, 51:11,27-29 (Mapa1).

4. En el año 539 a. de J.C., cayó Babilonia a los medo persas.

a. Así terminó los 70 años de cautiverio.

 

Mapas 1. El Regreso De Los Exiliados A Jerusalén

 

(Esdras, Ester, Nehemías, Hageo, Zacarías, Malaquías)

 

1. Daniel supo que el fin del cautiverio había llegado, Dan. 9:1,2. El poder de Babilonia cayó en el año 539 a. de J.C. (Mapa 1).

a. Ciro el rey de Persia puso a Darío, un medo, en el trono de Babilonia, Dan. 5:30. Poco después permitió a los judíos volver a su patria, para reedificarla, 2 Crón. 36:22,23. Este decreto fue hecho en el año 538 a. de J.C.

2. El primer retorno de judíos a Jerusalén bajo Zorobabel, Esdras 2:1,2,64. Esto sucedió en el año 536 a. de J.C. (Mapa 1).

a. Sesbasar, “príncipe de Judá ” (Esdras 1:8,11; 5:2,16), parece ser el mismo que Zorobabel. Como 50,000 judíos retornaron en esta primera etapa.

b. Zorobabel comenzó la construcción del templo en Jerusalén, después de haber edificado el altar para los sacrificios, capítulo 3.

c. Hubo muchos adversarios que detuvieron la obra, 4:1-4.

d. La obra suspendida en el año 534 a. de J.C.

e. Bajo Darío I, la obra de la construcción del templo fue renovada y en el año 516 a. de J.C. fue terminada, 20 años después de salir de Babilonia.

f. Los profetas Hageo y Zacarías hicieron su trabajo en este tiempo, 5:1; Hageo capítulo 1; Zac. 1:1-6.

3. Los primeros seis capítulos de Esdras cubren la historia desde el año 539 a. de J.C.

hasta el año 516 a. de J.C. Luego hay un espacio de historia de 58 años (entre 516 y 458) que Esdras ignora. El capítulo 7 comienza con eventos del año 458 a. de J.C.

a. El libro de Ester trata del estado de los judíos en el imperio persa durante

este período de 58 años. El rey Asuero de Ester 1:1,2 es el mencionado en Esdras 4:6.

(1) Susa. (Mapa 1). Aquí Daniel tuvo una visión unos 80 años más antes (Dan. 8:2).

(2) La fiesta de Purim (3:7; 9:25,26,32), para celebrar el rescate de los judíos de sus enemigos persas.

(3) Los eventos de este libro pertenecen al período del hueco entre los capítulos 6 y 7 de Esdras.

4. El segundo retorno de judíos a Jerusalén bajo Esdras. Esto sucedió en el año 458 a. de J.C., Esd. 7:1-10.

a. Fueron expulsadas las esposas extranjeras que los judíos habían tomado.

5. El tercer retorno de judíos a Jerusalén bajo Nehemías. Esto sucedió en el año 445

a. de J.C., 13 años después del retorno de Esdras, Neh. capítulos 1 y 2.

a. Los muros de Jerusalén fueron reedificados, Neh. 6:15,16.

b. Nehemías retornó a Babilonia, 13:6. Probablemente durante su ausencia, Malaquías dio su mensaje.

 

 

ORDEN CRONOLÓGICO DE EVENTOS, a. de J.C.

 

539 - La caída de Babilonia. Los eventos de Esdras 1-6, entre 539 y 516

538 - El decreto de Ciro

536 - El primer retorno. Zorobabel, la construcción del templo comenzada

534 - La construcción del templo cesada

530 - Cambisis ahora el rey persa

520 - Darío ahora el rey; la construcción comenzada de nuevo; los profetas Hageo y Zacarías

516 - La construcción terminada

486 - Asuero ahora el rey persa. Los eventos del libro Ester entre 483 y 473

464 - Artajerjes ahora el rey persa

458 - El segundo retorno, Esdras. Los eventos de Esdras 7-10, entre 458 y 457

445 - El tercer retorno, Nehemías. Los muros reedificados. Los eventos de Nehemías entre 445 y 415

433 - Nehemías visita a Babilonia. Los eventos de Malaquías entre 433 y 415

331 - Caída del imperio persa. Ahora el griego (bajo Alejandro Magno)

169 - Antíoco Epífanes, rey de Siria, profana el templo en Jerusalén

167-134 - Los macabeos y su revolución (véanse 1 y 2 Macabeos, en los libros apócrifos). En 165 Judas Macabeo derrota a los romanos y purifica el templo. (El evento era celebrado anualmente. Véase Juan 10:22)

63 - Roma conquista a Jerusalén

37 - Herodes, rey de los judíos

20 - Herodes reconstruye el templo

 

 

II. EL NUEVO TESTAMENTO

 

Mapa 11. La Palestina del Nuevo Testamento

 

1. Las tres provincias de Palestina: Judea, Samaria, y Galilea. Fenicia y Siria al norte y noreste, y la región de Decápolis “diez ciudades”).

2. Considérense las distancias en Palestina, usándose la escala de millas, o la de kilómetros (Mapa 11).

3. Hay cuatro zonas principales en Palestina, del sur al norte.

a. La llanura por la costa.

b. La cadena de montañas en el centro del país, al oeste del río Jordán.

c. El valle del río Jordán, una quebradura larga, desde las montañas del norte hasta el Mar Muerto en el sur. En este valle van incluidos el lago Merom y el Mar de Galilea, este último a 200 metros bajo el nivel del mar. El Mar Muerte es 400 metros bajo el nivel del mar, y mide otros 400 de profundidad en algunas partes.

d. Las mesetas de Transjordania, al este del río Jordán. En el norte es el Monte Hermón, de 3000 metros, y en el sur el Mar Muerto que es el lugar más bajo en el mundo.

 

Mapa 12. El Imperio Romano En El Siglo Primero

 

1. Alejandría de Egipto, fundada por Alejandro Magno, 332 a. d. J.C. Aquí fue hecha la famosa traducción del Antiguo Testamento en la lengua griega, la Versión de los Setenta (la septuaginta).

2. Toda Palestina estaba incluida en el país de Siria, una provincia romana.

3. Chipre, la isla en el extremo oriente del Mar Mediterráneo. Bernabé era de allí (Hechos 4:36), y allí predicó juntamente con Juan Marcos (Hech. 15:39). El primer viaje de Pablo le llevó por allí (Hech. 13:4). Allí fue convertido Sergio Paulo (versículos 4-12).

4. Tarso, la ciudad de Saulo (el apóstolPablo) (Hech. 21:39).

5. Capadocia, Galacia, Bitinia y Asia, provincias de Asia Menor (1 Ped. 1:1; Hech. 2:9,10).

6. Tracia, una provincia romana al este de Macedonia; no mencionada en el Nuevo Testamento.

7. Macedonia (en el norte del país moderno, Grecia), la primera parte de Europa en recibir el evangelio (Hech. 16:9).

8. Acaya (en el sur del país moderno, Grecia) contaba con varias iglesias de Cristo, en Atenas (Hech. 17:16,34), en Corinto (18:1,8), y en Cencrea el puerto de Corinto (Rom. 16:1).

9. Creta, la isla al sureste de Grecia. Aquí Pablo llegó en su viaje a Roma (Hech. 27:7-13), y después llegó a Creta, donde dejó a Tito (Tito 1:5).

10. Italia. En su viaje a Roma, Pablo llegó a varias ciudades de Italia (Hech. 28:11-16).

 

 

Mapas 13. Jesús Hasta Comenzar Su Ministerio

 

1. El nacimiento de Jesús (Mateo 2; Lucas 2).

a. En Belén (Mat. 2:1; Luc. 2:4-7).

b. El anuncio a los pastores (Luc.2:8-20).

2. La presentación de Jesús en el templo en Jerusalén (Luc. 2:22-38).

3. La visita de los magos (Mat. 2:1-12).Muy posiblemente vinieron desde Persia.

4. La huida a Egipto de José, María, y el niño Jesús (Mat. 2:13-23).

a. Lucas no menciona este evento, como tampoco el de la visita de los magos orientales, ni la matanza de los inocentes menores de dos años.

b. La huida como el retorno a Palestina fueron según advertencia sobrenatural de Dios por medio de sueños.

c. Nazaret era el hogar de José y María (Lucas 2:4).

5. El viaje de Jesús a Jerusalén a la edad de doce años (Luc. 2:41-51).

a. Era costumbre de los judíos, al pasar de Galilea a Judea, cruzar al lado oriental del río Jordán para evitar transitar la tierra de los samaritanos.

b. Como niño, Jesús “estaba sujeto a ellos,” a sus padres (Luc. 2:51).

c. El versículo siguiente (el 52) es a menudo citado por quienes quieren hacer como obra de la iglesia colectiva (la congregación o iglesia local) asuntos puramente sociales, como el recreo, la educación secular y las ciencias físicas para el mejoramiento de la vida diaria. Pero este pasaje no trata de obra congregacional, por medio de los fondos de la iglesia local, sino de la obra de la familia; en este caso, de la familia de José y María.

6. El viaje de Jesús a Judea para ser bautizado por Juan el bautizador (Mat. 3:13-17; Luc. 3:21,22).

a. Vino desde Nazaret. Juan bautizaba en el desierto de Judea (Mat. 3:1), probablemente al norte del Mar Muerto y al oriente de Jericó.

b. Después de ser bautizado, Jesús fue llevado al desierto para ser tentado, donde estuvo cuarenta días con sus noches (Mat. 4:1-11; Mar. 1:12,13; Luc. 4:1).

c. Después de las tres tentaciones en el desierto (no se sabe exactamente dónde aconteció), Jesús llegó a Betania (Betábara), donde estuvo Juan el bautizador (Juan 1:28,29).

d. Luego Jesús volvió a Galilea. Llegó a su hogar en Nazaret, y luego a Capernaum (Mat. 4:12,13; Luc. 4:14-16,31).

 

 

Mapa 13. Algunos Lugares Y Eventos En El Ministerio De Jesús

 

1. Caná, al norte de Nazaret. Aquí asistió a unas bodas e hizo su primer milagro, convirtiendo el agua en vino (Juan 2:l-11).

2. En la región de Tiro y Sidón de Fenicia (perteneciente a Siria, y por eso tierra de gentiles). Jesús sanó a la mujer sirofenicia (Mar. 7:24-30).

3. Decápolis (significa “diez ciudades”), para el sureste del Mar de Galilea. Jesús sanó

a un sordo y tartamudo (7:31-27). Aquí le seguían multitudes. Alimentó a los 4000 (8:1-10).

4. Betsaida (uno de dos pueblos con este nombre), cerca del Mar de Galilea, al noreste. Aquí Jesús sanó un ciego (8:22-26), y alimentó a los 5000 (Juan 6:1-13) (Mapa 13).

5. Cesarea de Filipo, en el extremo del norte de Palestina, en la falda del Monte Hermón. Aquí Pedro confesó la deidad de Jesús (Mar. 8:27-30). En un monte de esta área Jesús se transfiguró, y también sanó a un muchacho endemoniado (9:2-13; 9:14-29).

6. Un viaje de ida y vuelta a Capernaum.

a. Estuvo en Capernaum (Juan 2:12).

b. Fue a Jerusalén (2:13).

c. Nicodemo vino de noche a Jesús para hablar con él (3:1-11).

d. Jesús pasó por Samaria (4:1-4). Llegó a Sicar, y allí habló con la mujer samaritana, con sus discípulos, y con otros samaritanos (4:5-42).

e. Jesús llegó a Caná (4:43-46). Allí sanó al hijo de un oficial del rey quien habitaba en Capernaum, a treinta kilómetros de Caná (4:46-54). Aquel noble caminó esa distancia y pidió un milagro de Jesús, y luego volvió a su casa con nada más la fe que tenía en la palabra de Jesús. Su fe le trajo la bendición deseada.

f. Jesús llegó de nuevo a Capernaúm.

7. Naín, al sur de Nazaret. Jesús resucitó al hijo de una viuda de allí (Luc. 7:11-17).

8. El Mar de Galilea. Jesús calmó una tempestad (Mat. 8:23-27).

9. Sanó a los dos endemoniados gadarenos (8:26-39). Gergesa puede ser el sitio de este evento.

10. Sanó a la hija de Jairo, uno de los principales de la sinagoga, y a una mujer (Mar. 5:21-43).

 

Mapa 13. De Galilea A Jerusalén Por Última Vez

 

1. Esta llegada a Jerusalén sucedió durante la Pascua anual, cuando estarían de visita judíos de todos los países. Cerca de Jericó sanó a un ciego (Lucas 18:35-43).

2. En Jericó entró en la casa de Zaqueo, jefe de los publicanos y hombre rico. Vino a su casa la salvación aquel día (19:1-10).

3. Jesús siguió su camino hacia Jerusalén. Cerca de Betania, que quedaba a tres kilómetros de Jerusalén, y al otro lado del monte de los Olivos, aquí mandó traer a cierto pollino (19:28-35).

4. La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén (19:36-44). Se conmovió la ciudad (Mat. 21:10).

5. La purificación del templo (21:12,13).

6. Su enseñanza diaria en el templo (Mat. 26:55).

 

 

Mapa 14. Últimos Eventos En La Vida De Jesús

 

1. De Betania vino Jesús a Jerusalén para la institución de la cena del Señor (Mat.26:6, 17-29).

2. “Salieron al monte de los Olivos”

(26:30), a un lugar llamado “Getsemaní” (26:36). Allí fue arrestado (26:47-56).

3. Jesús fue llevado a la casa de Caifás (26:57 y sig.).

4. “Cuando era de día ... le trajeron al concilio,” al Sanedrín (Luc. 22:66 y sig.).

5. Luego “llevaron a Jesús a Pilato” (23:1-6).

6. Pilato le mandó a Herodes (23:7), quien después de escarnecerle, le volvió a mandar a Pilato (23:8-12).

7. Pilato le sentenció a la muerte (23:13-25).

8. Le llevaron “al lugar llamado de la Calavera” y “le crucificaron allí” (23:33).

9. La muerte de Jesús (23:44-46).

 

Mapa 13. Lugares De Las Apariciones De Jesús

 

1. Jerusalén.

a. A María Magdalena, Juan 20:11-18.

b. A otras mujeres, Mat. 28:1-10

c. A Simón Pedro, Luc. 24:34; 1 Cor.15:5

d. A los discípulos, menos Tomás, Juan 20:19-23.

e. Ochos días después, a los discípulos con Tomás, 21:24-29.

2. En el camino a Emaús (una aldea no lejos de Jerusalén).

a. A dos discípulos, Luc. 24:13-35.

3. Galilea.

a. A los discípulos junto al mar, Juan 21:1-23.

b. A los discípulos en la montaña, Mat. 28:16-20.

4. Monte de los Olivos (cerca de Betania).

a. A los discípulos antes de su ascensión, Luc. 24:50-53; Hech. 1:1-12.

 

 

Mapas 13. La Gran Comisión.

 

1. Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-20; Lucas 24:46-49.

2. Hechos 1:8 (10:37-43).

a. Comenzando en Jerusalén, luego por toda Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra, los apóstoles habían de ser testigos de la vida, la muerte, la resurrección y las apariciones de Jesucristo, anunciando el evangelio de paz (Efes. 6:15). Esta comisión la comenzaron a llevar a cabo según lo registra Hechos capítulo 2.

b. Pedro - Samaria, Hech. 8:14-25; Lida, 9:32-35; Jope, 9:36-43; Cesarea, capítulo 10.

c. Pablo - Damasco, Hech. 9:1-25; Arabia, Gál. 1:17; Jerusalén; 9:26-29; Tarso; 9:30; Antioquía de Siria, 11:25,26 (Mapas 13,

 

 

Mapa 15. El Primer Viaje De Predicación De Pablo Desde Antioquía. (Hechos 13 y 14)

 

NOTA:

(a) Evito el uso de la frase “viaje misionero” por la siguiente razón: no es expresión bíblica, ni expresa concepto bíblico, dado el uso moderno de la palabra “misionero” en el mundo religioso. El Nuevo Testamento no distingue entre los términos “ministro” (como predicador local), “evangelista” (como predicador que anda en series o conferencias), y “misionero” (como predicador que cruza fronteras y predica en lenguas extrañas para él). Pablo era “predicador, apóstol, maestro de los gentiles” (2 Tim. 1:11). Porque predicaba, o evangelizaba, (Hech. 9:20), Pablo era evangelista. Pero ciertamente no era “misionero” en el sentido moderno de la palabra.

(b) Nótese también que éste no fue el primer viaje en que Pablo saliera a predicar. Véase La Gran Comisión.

(c) Este viaje ahora referido corresponde a lo que comúnmente se llama “El Primer Viaje Misionero De Pablo.”

 

1. Antioquía de Siria, Hech. 13:1-3, en la orilla del Río Orontes, como a 25 kilómetros de su desembocadura.

2. Seleucia, 13:4, puerto para Antioquía. De aquí Pablo y Bernabé navegaron a Chipre.

3. Chipre, isla en el Mar Mediterráneo, unos cien kilómetros al oeste de Siria, y tierra de Bernabé (Hech. 4:36).

a. Salamina. Aquí predicaron en las sinagogas de los judíos (13:5).

b. Pafos, al otro extremo de la isla. La conversión de Sergio Paulo, el procónsul; Elimas, falso profeta, judío, fue cegado por Pablo (13:6-12).

4. Perge, en Panfilia, a trece kilómetros del mar. Aquí Juan Marcos se apartó de ellos y volvió a Jerusalén (13:13).

5. Antioquía de Pisidia (13:14-50). Este pasaje registra uno de los sermones predicados por Pablo (versículos 16-41). “La palabra del Señor se difundía por toda aquella provincia” (versículo 49). Los judíos inconversos levantaron persecución contra Pablo y Bernabé y los expulsaron de sus límites (versículo 50). Se establecieron varias iglesias en el área (versículos 48,49, y 52).

6. Iconio, al este de Antioquía, sobre el camino de Efeso en el poniente, hasta Tarso en el oriente. Aquí predicaron en la sinagoga, convirtiendo a muchos (14:1). La iglesia quedó establecida en Iconio. Estuvieron mucho tiempo en Iconio (14:3). La amenaza de muerte les obligó a huir a ciudades vecinas (14:5).

7. Listra, ciudad de Licaonia (14:6). Pablo sanó a un cojo (versículos 8-10). La gente pagana concluyó que Bernabé sería Júpiter, y Pablo, Mercurio, dioses bajo la semejanza de hombres y descendidos a ellos, pero Pablo y Bernabé lograron enseñarles la verdad sobre la idolatría (versículos 11-18). Pablo fue apedreado.

8. Derbe. Al día siguiente de haber sido apedreado, Pablo salió con Bernabé para Derbe (14:20). Convirtieron a muchos allí (versículo 21).

9. Listra, Iconio, y Antioquía, de vuelta (14:21-23). Confirmaron los ánimos de los hermanos. Constituyeron ancianos en cada iglesia (versículo 23).

10. Pisidia y Panfilia (14:24) eran dos provincias por las cuales tuvieron que pasar, al caminar de Antioquía de Pisidia (13:14) a Perge de Panfilia (13:13).

11. Perge. Aquí predicaron (14:25). (No se narra ninguna predicación de ellos cuando primero llegaron a Perge; 13:13,14).

12. Atalia (14:25), puerto para Perge. De aquí navegaron a Antioquía (14:26) de Siria. 13. Antioquía de Siria. Aquí reunieron a la iglesia e hicieron un reporte de sus actividades en el evangelio durante su viaje (versículo 27).

 

Mapa 16. El Segundo Viaje De Predicación De Pablo Desde Antioquía

 

(Hechos 15:36--18:22)

 

1. Entre el primer viaje y éste, Pablo fue a Jerusalén y volvió a Antioquía (Hech. 15:1-35; Gál. 2:1).

2. Pablo propuso a Bernabé volver a visitar las iglesias establecidas en el primer viaje. Hubo un desacuerdo respecto a llevar o no a Juan Marcos. Bernabé decidió llevar a Juan Marcos y salieron para Chipre, pero Pablo escogió a Silas, y salieron por tierra por Siria y Cilicia, confirmando las iglesias que había por esas partes (Hech. 15:37-41).

3. Llegaron a Derbe y a Listra (16:1,2). Aquí Pablo, conociendo a Timoteo, decidió llevarle consigo en el viaje de predicación. Siendo de madre judía creyente, pero de padre griego, para este viaje convino que Timoteo fuera circuncidado (16:3).

4. Pasaron a Iconio y a otras ciudades del área (16:2,4), donde había iglesias, las cuales fueron confirmadas y aumentadas en número (versículo 5). A ellas se les entregaron los decretos de la carta mencionada en 15:23-29.

5. Pasaron por la región de Frigia y Galacia, caminando rumbo al norte, porque el Espíritu Santo no les permitió ir hacia el poniente, a Asia 16:6.

6. Llegando cerca de la región de Misia, intentaron ir a la región de Bitinia, pero otra vez les impidió el Espíritu Santo.

7. Sin revelación directa de a dónde ir en particular, no siendo permitidos ir para el noreste, tomaron dirección contraria. Pasando junto a Misia a la mano derecha, descendieron a la ciudad de Troas.

8. En Troas Pablo tuvo una visión. Dado que en ella se presentó un macedonio, pidiendo a Pablo que viniera a ayudarle, el grupo hizo la inferencia necesaria de que Dios les estaba revelando que debían ir a Macedonia a predicar (16:10, “dando por cierto”, “persuadidos”, “coligiendo”, “infiriendo”, “concluyendo”, dicen las varias versiones). Recuérdese que Dios, al hablar (en este caso, al dar la visión), implica cierta verdad, y el hombre infiere o deduce la conclusión de lo implicado, y así alcanza la verdad revelada. Dios les reveló la verdad de a dónde ir a predicar, revelándolo por medio de lo que esa visión implicó.

9. De Troas el grupo viajó por mar a Samotracia, una isla en el Mar Egeo, y el día siguiente llegó al puerto, Neápolis (16:11). De Neápolis, llegó a Filipos, la primera ciudad de Macedonia. También era colonia romana (16:12).

10. En Filipos se convirtieron Lidia y su casa (16:13-15), y también el carcelero y su casa (16:17-40). La iglesia quedó establecida por primera vez en el continente de Europa.

11. De Filipos Pablo y sus compañeros fueron a Tesalónica, pasando por Anfípolis (como a 50 kilómetros de Filipos) y por Apolonia (como a 45 kilómetros al oeste de Anfípolis). De Apolonia quedaron otros 60 kilómetros para llegar a Tesalónica (17:1). 12. Fueron hechos conversos en Tesalónica, tanto gentiles como judíos (17:4,6,10). Aquí Pablo estuvo como tres semanas.

13. Dada la persecución, Pablo y Silas fueron enviados con toda urgencia a Berea, una ciudad en el sudoeste de Macedonia (17:10). La gente de aquí era más noble que la de Tesalónica, “pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (17:11). Pero luego llegaron judíos inconversos desde Tesalónica y alborotaron a las multitudes. Pero había habido conversos (17:14). Los hermanos enviaron a Pablo que fuera hasta el mar, y luego hasta Atenas, siendo conducido por varias personas encargadas de esto (17:14,15). Silas y Timoteo se quedaron en Berea por un tiempo breve (17:14).

14. En Atenas Pablo predicaba y discutía en la sinagoga y en la plaza. Algunos filósofos epicúreos y estoicos le llevaron al Areópago, donde Pablo les predicó al “Dios no conocido, y a Jesús (“aquel varón”) resucitado (17:16-34). Aquí también hubo conversos, siendo dos de ellos Dionisio y Dámaris (17:34).

15. Saliendo de Atenas, Pablo fue a Corinto (18:1). Aquí se juntó con Aquila y Priscila su mujer, y hacían tiendas. Pablo discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos (18:2,3). Llegaron Silas y Timoteo a Corinto (18:5). Pablo, al testificar a los judíos que Jesús era el Cristo, éstos se opusieron fuertemente. Entonces, Pablo dejó la sinagoga, como lugar de predicación, y fue a la casa de Justo (18:5-7). Crispo, el principal de la sinagoga, y otros muchos corintios, fueron bautizados en Cristo, entre ellos Gayo y Estéfanas (18:18; 1 Cor. 1:14-16). Pablo se quedó año y medio en Corinto (18:11).

16. De Corinto, Pablo, Aquila y Priscila, fueron a Cencrea, la ciudad vecina que servía de puerto para Corinto (18:18). Si no en esta ocasión, en alguna otra la iglesia fue establecida en Cencrea (Rom. 16:1). De Cencrea navegaron a Efeso en Asia, donde Pablo dejó a aquel matrimonio (18:19). En Efeso Pablo tuvo una recepción algo favorable entre los judíos (18:19-21). Estuvo poco tiempo, y luego zarpó de Efeso, para continuar su viaje a Antioquía de Siria.

17. Llegó en barco a Cesarea, y subió para saludar a la iglesia (18:22), la que quedó establecida con la conversión de Cornelio (capítulo 10).

18. De Cesarea, descendió a Antioquía donde estuvo algún tiempo (18:22,23). Nótese: La frase “subió para saludar a la iglesia” (versículo 22), puede referirse a la iglesia de Jerusalén, de donde la persona entonces descendería a Antioquía. No es natural decir “descender” de Cesarea (en la costa) a Antioquía (a una distancia de la costa al interior).

 

 

 

 

 

 

 

Mapa 17. El Tercer Viaje De Predicación De Pablo Desde Antioquía

 

(Hechos 18:23--21:17)

 

1. De Antioquía recorrió la región de Galacia y de Frigia, “confirmando a todos los discípulos” (Hech. 18:23).

2. Pablo, después de recorrer las regiones superiores (las de Galacia y de Frigia), vino a Efeso (19:1). Bautizó en Cristo a unos doce “discípulos” que habían sido bautizados en el bautismo de Juan (19:1-7). Por unos tres meses predicaba en la sinagoga de los judíos, pero debido a fuerte oposición, separó a los discípulos y comenzó a discutir diariamente en la escuela de uno llamado Tiranno (19:9). Esto continuó por más de dos años. Efeso era la ciudad principal de Asia. “Todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús” (19:10). (Nótese Apoc. 1:11, las siete iglesias de Asia). Las actividades de Pablo no se limitaron a la ciudad misma. Luego, se quedó por algún tiempo más en Asia (19:22). Estuvo tres años en Efeso, y el área (20:31). Dos de sus compañeros eran Timoteo y Erasto (19:22).

3. Pablo había propuesto de Efeso viajar a Macedonia, Acaya, Jerusalén, y por fin a Roma (19:21). Después del alboroto en Efeso, causado por Demetrio el platero, Pablo salió para Macedonia (19:23--20:1). En Macedonia exhortó con abundancia de palabras a los hermanos de esas regiones (20:2). Ya había establecido en el segundo viaje iglesias en Filipos, Tesalónica, y Berea (capítulos 16 y 17).

4. De Macedonia llegó a Grecia, donde estuvo tres meses (20:3). En Grecia ya había iglesias en Atenas y en Corinto (y tal vez ya en Cencrea).

5. De Grecia volvió por Macedonia (20:3)

6. Algunos de sus compañeros (Sópater, Aristarco, Segundo, Gayo, Timoteo, Tíquico y Trófimo) se le adelantaron a Troas (20:4,5). Lucas se quedó en la compañía de Pablo. Ellos navegaron de Filipos a Troas (20:6). En Troas Pablo predicó en la iglesia local (20:6-12).

7. Lucas y otros salieron de Troas en barco, pero Pablo viajó por tierra a Asón. Luego juntos navegaron a Mitilene (en una isla cercana, llamada Lesbos -- de donde viene la palabra “lesbiana”; que se aplica a las mujeres homosexuales), a Quío (isla), a Samos (isla), Trogilio (no mencionado en algunos manuscritos, pero un punto de tierra en la costa occidental de Asia, opuesto a la isla Samos), y por fin a Mileto (20:14-16). En Mileto Pablo hizo llamar a los ancianos de Efeso y les exhortó (20:17-38).

8. El viaje a Tiro les llevó por Cos (isla), Rodas (isla), y Pátara (21:1).

9. Navegaron entonces a Tiro de Fenicia (21:2-6). En Tiro Pablo pasó algunos días con los santos.

10. De Tiro navegaron a Tolemaida, y pasaron un día con los santos (21:7).

11. Al día siguiente llegaron a Cesarea, donde estuvieron con Felipe el evangelista (21:8-14).

12. De Cesarea, pasaron a Jerusalén, donde este viaje llegó a su término (21:15-

 

Mapa 18. El Viaje De Pablo A Roma (Hechos 27 y 28)

 

1. Pablo fue encarcelado en Jerusalén (Hech. 22:24).

2. Fue trasladado a Cesarea (23:31-35).

3. Se quedó encarcelado, aunque con cierta indulgencia (24:23), por el espacio de dos años (24:27).

4. Pablo apeló a César (25:11).

5. Para el viaje a Roma, Pablo fue entregado al cuidado de un centurión, llamado Julio (27:1). Lucas y Aristarco acompañaron a Pablo (27:2). Salieron de Cesarea en un barco que era de Adramitio, ciudad en la costa nordeste del mar Egeo (27:2). Al día siguiente llegaron a Sidón, donde se le permitió a Pablo visitar a sus amigos y ser atendido por ellos (27:3).

6. Navegaron al abrigo de la isla de Chipre; es decir, entre Cilicia y la isla (27:4).

7. Arribaron a Mira, ciudad de Licia (27:5).

8. En Mira, se hizo cambió de nave, el grupo subiendo ahora a una de Alejandría, de Egipto (27:6).

9. Llegaron frente a Gnido, y luego pasaron frente a Salmón, un cabo de Creta en el extremo oriental, al navegar al abrigo de Creta (27:7).

10. Llegaron a Buenos Puertos, cerca de la ciudad de Lasea (27:8). Aquí pasaron tiempo, porque ya se acercaba el invierno, y la navegación no sería favorable. Pablo les aconsejaba que no continuaran el viaje en ese tiempo, pero el centurión daba más crédito al juicio del piloto y del dueño del barco (27:9-11). Se decidió tratar de llegar a Fenice, ciudad de Creta más al poniente, para invernar allí (27:12).

11. Este intento fracasó, pues un viento huracanado, llamado Euroclidón (= nordeste; es decir, un viento desde el nordeste) les llevó fuera de su destino y hacia la Sirte ( = la costa de África, al sudoeste de Creta, con escollos peligrosos) (27:14-17).

12. Su dirección ahora era para el oeste y noroeste en general. Pasaron muchos días en la tempestad, sin ver el sol o las estrellas (27:18-20).

13. Un ángel de Dios reveló a Pablo que todos llegarían vivos a Roma, nada más que primero tendrían que dar en una isla. (27:21-26).

14. Habiendo ayunado catorce días, todos por fin comieron, animados por Pablo, quien dio gracias delante de todos, y comió. Eran en total 276 personas (27:27-37). Se encontraron en el mar Adriático.

15. Se naufragaron, pero todos se salvaron saliendo a tierra (27:39-44).

16. Supieron que la isla se llamaba Malta (28:1). Aquí pasaron tres meses (28:11). Pablo fue mordido de una víbora, pero milagrosamente no sufrió ninguna consecuencia (28:3-5). Hizo muchas sanidades milagrosas, comenzando con el padre de Publio, hombre principal en la isla (28:7-10).

17. Ya pasado el invierno, partieron de Malta en una nave de Alejandría, la cual tenía por insignia a los Hermanos Gemelos (28:11). (Griego, DIOSCUROS, esto es, los hijos gemelos de Zeus: Cástor, y Pólux) (Zeus, de la mitología griega, correspondiente al Júpiter de los romanos).

18. Llegaron a Siracusa, ciudad de la isla, Sicilia, donde estuvieron tres días (28:12).

19. De allí costeando, llegaron a Regio, ciudad de Italia (28:13). El día siguiente el viento sur les llevó al otro día a Puteoli, donde pasaron una semana, estando Pablo y sus compañeros con hermanos en la fe (28:13,14).

20. De Puteoli, se emprendió el viaje por tierra a Roma, distancia de unos 200 kilómetros (28:14). De Roma salieron hermanos a recibirles, en el Foro de Apio, a 65 kilómetros de Roma, y en las Tres Tabernas, como a 45 kilómetros (28:15). Desde Puteoli, aviso había llegado a los hermanos en Roma acerca de la venida de Pablo, ahora prisionero romano. El encuentro con estos hermanos animó mucho a Pablo.

21. Llegaron a Roma, y Pablo comenzó un período de dos años, prisionero romano, pero a la vez viviendo en una casa alquilada, custodiado él de un soldado romano (28:16, 20, 30). Predicaba el reino de Dios y enseñaba acerca del Señor Jesucristo a todos los que a él venían, y desde Roma envió varias epístolas de las que ahora componen el Nuevo Testamento (Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón) (28:30,31).

 

Mapa 18.

 

Entre Los Dos Encarcelamientos

La historia de Lucas termina con dos años de encarcelamiento en Roma. Después, Pablo fue libertado. Esto sucedió como en el año 62 d. de J.C. No podemos fijar el orden de los viajes de Pablo entre el año 62 y el 67, cuando fue encarcelado por segunda vez. Pero notaremos los lugares mencionados en varias cartas referentes a este período de tiempo:

 

1. Efeso. Aquí dejó a Timoteo (1 Tim. 1:3).

2. Macedonia (1 Tim. 1:3), Filipos (Fil. 2:24).

3. Creta. Aquí dejó a Tito (Tito 1:5).

4. Nicópolis (Tito 3:12).

5. Troas (2 Tim. 4:13).

6. Mileto (2 Tim. 4:20).

7. Colosas (File. 22).

8. España, si siempre se logró el propósito (Rom. 15:28).

9. En Roma se halló encarcelado por segunda vez, como en el año 67 d. de J.C.

 

Aquí escribió la última carta de las que componen el Nuevo Testamento, 2 TIMOTEO (2 Tim. 4:6). Varios de los lugares mencionados arriba se mencionan en Hechos, pero los eventos referidos en los pasajes arriba no se ajustan con los referidos en Hechos. Dos de estos lugares mencionados arriba no se mencionan en Hechos, con referencia a visitas de Pablo, que son Nicópolis y Colosas. Tampoco en Hechos se narra visita de Pablo a España.

 

Mapa 19. Las Siete Iglesias De Asia (Apoc. 1:11; capítulos 2 y 3)

1. Efeso. (Iglesia fiel pero faltante)

2. Esmirna. (Iglesia pobre pero rica)

3. Pérgamo. (Iglesia faltante en disciplina)

4. Tiatira. (Iglesia que hacía progreso, pero faltante en disciplina)

5. Sardis. (Iglesia con reputación buena, pero con carácter malo)

6. Filadelfia. (Iglesia fuerte pero con poca fuerza)

7. Laodicea. (Iglesia reprendida y sin alabanza)

8. Juan escribió desde la isla de Patmos (1:9).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
  Hoy habia 4 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=